martes, 2 de junio de 2015

40 años de lucha de lxs trabajadorxs sexuales!!



2 de junio: día internacional de las trabajadoras sexuales


Todos vosotros estáis hablando de nosotras;
queremos cambiar el modo en que habláis de nosotras”
(Trabajadora sexual de Lyon)


En la mañana del lunes 2 de junio de 1975, de cien a cientocincuenta trabajadoras sexuales de calle ocuparon la iglesia de Saint-Nizier, en pleno centro de Lyon, en Francia. Encabezadas por su líder, Ulla, declararon que no saldrían hasta que fueran revocadas las penas de prisión a las que habían sido condenadas unas diez de ellas unos pocos días antes, por supuesta reincidencia en el controversial delito de “captación activa de clientes”. En términos más generales, esa protesta rechazaba la persecución policial, las leyes represivas y los cánones morales que criminalizaban a las trabajadoras sexuales haciéndolas responsables de una “actitud dirigida a provocar el libertinaje”.
Durante más de una semana, las mujeres en lucha permanecieron en el interior de la iglesia, convertida en el centro de atención de medios locales, nacionales e internacionales, y recibieron el apoyo de diversas organizaciones políticas y sindicales. Su movimiento de protesta fue rápidamente replicado por las trabajadoras sexuales de otras ciudades francesas –Marsella, París, Grenoble, Montpellier- y muchas trabajadoras sexuales se declararon en huelga.
Este proceso de lucha terminó abruptamente al alba del 10 de junio, cuando la policía expulsó por la fuerza a las trabajadoras sexuales que ocupaban las iglesias, sin que ninguna de las autoridades gubernamentales aceptaran escuchar seriamente sus reclamos. El diario español ABC, en su edición del 11 de junio de 1975, destacó que en su último comunicado las trabajadoras en lucha reclamaban: “queremos vivir como todos los trabajadores”; asimismo, el periódico informaba que Ulla, referente del movimiento, denunció brutalidades y malos tratos en el proceso de desalojo. Por su parte, el ministro del Interior francés justificó el violento proceder policial, tratando de deslegitimar la protesta sosteniendo que la misma había sido organizada por los proxenetas.
Éste ha sido uno de los primeros hechos históricos en que las trabajadoras sexuales -organizadas colectivamente y reivindicando su identidad social de mujeres y de trabajadoras- se atrevieron a discutir los criterios morales dominantes y a luchar contra su estigmatización, a hacer oír su propia voz y a hacer conocer su propia mirada respecto de sus condiciones de vida y, fundamentalmente, a luchar por sus derechos humanos y laborales. Por todo esto, tales hechos se consideran como hitos fundacionales del movimiento internacional de lucha por los derechos de las trabajadoras sexuales y por el reconocimiento del trabajo sexual autónomo desarrollado posteriormente; desde 1976, el 2 de junio se conmemora anualmente el día de las trabajadoras sexuales.
Unidxs en la misma lucha, a cuarenta años de los sucesos de Lyon, desde la Red por el Reconocimiento del Trabajo Sexual saludamos a todas las trabajadoras sexuales en su día.



Pagina de diario ABC de España de junio de 1975. Gracias a Citerea Anadiomena por las fuentes consultadas. 

2 de Junio - 40 años de lucha de lxs Trabajadorxs Sexuales


jueves, 30 de abril de 2015

1° DE MAYO. Feliz Dia a TODXS lxs trabajadorxs!!!


Ciudad de Córdoba, 1° de Mayo de 2015.


En esta fecha tan significativa para todxs lxs trabajadorxs, desde la Red por el Reconocimiento del Trabajo Sexual hacemos llegar su saludo fraterno a todas las personas cis y trans que ejercen el trabajo sexual autónomo, y alentamos a proseguir la lucha colectiva por el reconocimiento social y legal de esa actividad laboral, así como la defensa y promoción de los derechos humanos y laborales de las personas que han optado por ese trabajo como su fuente de sustento. 
En ese marco, desde esta Red insistimos en diferenciar la actividad lícita del trabajo sexual autónomo del delito de la trata de personas y de toda expresión de explotación sexual, luchando contra cualquier modalidad de violencia de género, pero también contra aquellas posturas abolicionistas que pretenden imponer autoritariamente -como si fueran las únicas miradas legítimas- una determinada definición de la relación entre sexo y trabajo y un particular criterio de definición de la dignidad femenina. 
Respecto del trabajo sexual autónomo, lo que debería abolirse es su estigmatización y su criminalización –cuestiones lamentablemente en ascenso, dicho sea de paso, en Córdoba y en otras provincias de nuestro país, expresadas en la arbitrariedad de los Códigos de Faltas y Contravencionales vigentes y en la acción discrecional de lo “guardianes del orden y la moral pública”-. 
Por todo esto, redoblamos nuestro compromiso de luchar por el reconocimiento del trabajo sexual autónomo y por los derechos de las personas que lo ejercen convencidxs que significa, en definitiva, luchar por el respeto a la autodeterminación de las personas en lo que respecta a sus maneras de definir su cuerpo, su trabajo y la relación entre ambos. 

TRABAJO SEXUAL ES TRABAJO!!
BASTA DE CRIMINALIZACIÓN!! 
POR UNA LEY DE TRABAJO SEXUAL AUTÓNOMO!! 

 

miércoles, 14 de enero de 2015

Frederic Engels y las leyes contra la prostitución - Carta a Augusto Bebel de 1892

Friedrich Engels 
[…] No tendré tiempo de leer tu gran discurso [sobre el presupuesto] militar antes de esta noche; me gustó muchísimo el que hiciste sobre la lex [ley] Heinze [que preveía penas agravadas para el proxenetismo y la difusión de material de carácter pornográfico]. En tanto que la prostitución no pueda ser suprimida completamente, el primer gran mandamiento para nosotros debería creo ser el de liberar completamente a las chicas de toda legislación de excepción. Aquí al menos en Inglaterra, se acerca de a poco; no hay “policía de moralidad”, no hay controles ni exámenes médicos, pero los poderes de la policía son todavía sobredimensionados, porque es ilegal tener una disorderly house [un burdel] y que toda casa donde habita una chica que recibe visitantes puede ser considerada como tal. Incluso si esto no se aplica más que excepcionalmente, las chicas están todavía sometidas a chantajes horribles de parte de los policías. Esta libertad relativa que tienen las chicas frente a las restricciones degradantes de la policía les permite preservar globalmente un carácter autónomo y respetable, de una manera inconcebible en el continente [en Europa continental]. Ellas ven su situación como un malestar inevitable que les ha caído encima y en el cual deben encontrarse, pero que más allá de eso no debe afectar necesariamente su carácter ni su autoestima, y cuando encuentran ocasión de salir de su profesión ellas la aprovechan, exitosamente la mayoría de las veces. En Manchester había colinias enteras de gente joven -burgueses o comunistas- que vivían con chicas así, y muchos estaban casados con papeles con ellas, y se entendían al menos igual de bien que un burgués casado con una burguesa. Si de vez en cuando había alguna que se ponía a tomar, no era de ninguna manera diferente de las burguesas, entre las cuales no es inhabitual que esto suceda por aquí. Algunas de esas chicas, las casadas, fueron introducidas en la buena sociedad burguesa e incluso entre los squires – los caballeros de la alta sociedad de acá – sin que nadie le haya encontrado nada de icoveniente.

 A mi parecer, hay que tener en cuenta sobre este asunto antes que nada el interés de las chicas como víctimas del orden social actual, y se debe buscar de preservarlas tanto como sea posible de la miseria – cómo mínimo no conducirlas a la miseria a través de las leyes y puteríos policiales, como es el caso en todas partes en el continente. Se ha intentado hacerlo acá en algunas ciudades de guarnición, donde se ha introducido el control y y los exámenes médicos, pero no ha durado; lo único que los puritanos sociales han hecho bien a sido agitar contra eso.

 Los exámenes médicos obligatorios no sirven absolutamente para nada. En cada lugar donde se los ha introducido, la sífiles y la gonorrea han aumentado. Estoy convencido que los instrumentos de los médicos de la policía son muy eficaces para transmitir enfermedades venéreas, porque no se toman si quiera el tiempo ni la molestia de desinfectarlos. Las chicas tienen que poder acceder a cursos gratuitos sobre enfermedades venéreas, así por lo menos la mayoría de ellas aprenderán a cuidarse a sí mismas. Blaschko nos ha enviado una exposición sobre el control médico donde se ve obligado a reconocer que eso no sirve absolutamente para nada; si fuera coherente consigo mismo, debería sacar la conclusión de que hay que legalizar totalmente la prostitución y proteger a las chicas contra la explotación, pero eso parece completamente utópico en Alemania. […] -

Frederic Engels, carta a Augusto Bebel, 22 de diciembre de 1892 traducida de la versión francesa disponible en http://www.icl-fi.org/francais/lebol/210/engels.html

Traductorx: Florencia Zacco Nievas

viernes, 3 de octubre de 2014

Ante el “nuevo” Codigo Contravencional en Salta, Argentina.

2 de Octubre de 2014


Desde AMMAR Córdoba y la Red x el Reconocimiento del Trabajo Sexual hacemos publico nuestro repudio a la modificación del Código Contravencional de la provincia de Salta que penaliza la oferta y la demanda de servicios sexuales en la calle.
Esta medida genera violencia, vulnerabilidad, estigma y discriminación en un grupo de personas que necesita derechos y no abuso.
La experiencia mundial indica que llevar a mayor clandestinidad el trabajo sexual no es el camino para resolver las cotidianas violaciones a los derechos humanos y la violencia institucional contra personas que ejercen el trabajo sexual, sobre todo en la via publica.
El llamado 'modelo sueco' de criminalizacion de clientes ha demostrado que la consecuencia de la medida es que el ejercicio pasa de la via publica a otras formas de ofrecimiento, que permite la explotacion de personas que antes ejercian el trabajo sexual de manera autonoma e independiente, y que quienes se arriesgan a ofrecer sus servicios en la calle quedan expuestas al abuso policial y de clientes atraídos por la nueva ilegalidad.

Esta medida deja cónforme a una clase social que prefiere 'NO VER' que existe el trabajo sexual y no le interesa dejar a estas personas expuestas al manejo de una Policia de muy dudosa etica.
Vemos con preocupación el atentado que medidas como estas significan para la fuente laboral de las mujeres, travestis, transexuales y varones que ofrecen voluntariamente servicios sexuales, quienes ya vienen sufriendo la aplicación del Codigo Contravencional de manera arbitraria.
Es necesario un marco legal complejo y completo que proteja los derechos de quienes ejercen el trabajo sexual. El unico marco posible es un marco laboral, nunca uno represivo.
Acompañamos el reclamo de Ammar Salta y las protestas de ATA Salta para poner freno a esta reforma en el Senado provincial y repudiamos la represión policial sufrida ayer en la puerta de la Legislatura.
A pocos días de que Salta sea sede del XXIX Encuentro Nacional de Mujeres estas medidas represivas son un nuevo triunfo del fundamentalismo religioso y la derecha represiva sobre el derecho básico de mujeres y travestis a decidir sobre su propia vida, mas cuando estamos hablando de una actividad q no es un delito.
Exigimos la inconstitucionalidad de la medida y la Derogación inmediata de una ley que violenta a las personas que ejercen una actividad licita.

Trabajo Sexual no es delito.
Trabajo Sexual no es igual a Trata de Personas.

AMMAR Córdoba
Red por el Reconocimiento del Trabajo Sexual

martes, 3 de junio de 2014