viernes, 5 de abril de 2013

OTRA MENTIRA MÁS EN LA MARKETINERA LUCHA CONTRA LA TRATA



Córdoba, 03 de abril de 2013.

Ante la nueva decisión del poder político de penalizar la demanda sexual, mezclando nociones de esclavitud, con explotación y trabajo sexual voluntario, nos seguimos preguntando por qué se nos sigue invisibilizando como actoras políticas de cambio, por qué se silencia a AMMAR una organización de mujeres trabajadoras sexuales, con más de 13 años de lucha, casi 1000 afiliadas y un trabajo diario reconocido internacionalmente en el desarrollo y acceso a los derechos humanos de quienes históricamente hemos sido discriminadas y marginadas.

La trata de personas como el proxenetismo están penados por Ley y por consiguiente el “cliente” de Trata puede ser apresado, si no lo han hecho hasta ahora ha sido por decisión política y no por falta de legislación, ya que es un participe necesario para la consumación del delito de trata.

Entonces ¿Si el trabajo sexual es una actividad lícita por qué se propone ahora penalizar al cliente? Creemos que con estas medidas prohibicionistas,se desvía el verdadero eje del problema, que es la corrupción  y complicidad policial [1], judicial y política que alimenta la Trata y la explotación sexual, como quedó evidenciado en la absolución de los 13 imputados por la desaparición de Marita Veron.

Al no lograr avances en esta lucha ya que no aparecen las verdaderas victimas de trata y no se desarticulan las redes mafiosas que consiguen pasar a mujeres por las fronteras, cambiarles la identidad y otras acciones criminales muy sofisticadas;ahora se pretende penalizar al cliente, es decir perjudicar la forma en que conseguimos nuestro sustento y el de nuestras familias, sumado a la situación de desamparo y clandestinidad a la que quedamos expuestas.

¿Cuáles son las políticas públicas de inclusión que se plantean para las trabajadoras sexuales independientes que quedaremos en la mira de los procedimientos policiales?

AMMAR viene trabajando hace varios años un Proyecto de Ley de Trabajo Sexual Autónomo e impulsando una Campaña: “Derechos Laborales para las Trabajadoras Sexuales: El trabajo Sexual No es Igual a la Trata de Personas”. Entendemos que legislando nuestra actividad, le daremos un marco de respeto y dignidad, escenario propicio para detectar y combatir delitos tan aberrantes como la explotación de los proxenetas y la trata de personas.

Nadie se hace cargo de las trabajadoras sexuales, no hay respuesta para nuestro sector, estamos sufriendo la discriminación e invisibilización política que nos convierte en las nuevas desaparecidas en democracia.




No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada